sábado, 15 de abril de 2017

Ya disponible en la web de TVE el especial de 'Un, Dos, Tres...' dedicado a Sherlock Holmes

Como recordaréis, hace unos meses dedicamos un artículo a los especiales y las apariciones de Sherlock Holmes en el concurso 'Un, Dos, Tres...'. En aquel momento hablamos de dos programas completos sobre el personaje: uno en 1992 dedicado a Sherlock Holmes en sí y otro en 2004 dedicado a 'El Sabueso de los Baskerville'. Ninguno de los dos estaba colgado en la web de TVE, aunque en Youtube se podían encontrar muchos fragmentos del primero, y el segundo al completo. Pues bien, parece que TVE se ha hecho eco de la petición que hicimos y ya tenemos disponible al completo el programa de 1992 en el portal de TVE.


El de 2004 sigue sin estar en el portal, pero podéis verlo a través del playlist de Youtube que ya mostramos en su día.




lunes, 27 de febrero de 2017

"Holmes & Watson. Madrid Days" en "Versión Española"

Anoche "Versión Española", el programa sobre cine español de La 2 de TVE que presenta Cayetana Guillén Cuervo, ofreció la película "Holmes & Watson. Madrid Days" y contó con la presencia para la introducción y el coloquio del propio José Luis Garci. Podéis ver aquí en el vídeo a continuación dicho debate y coloquio.

 
Además, la película también está disponible a través de TVE pulsando en la imagen a continuación.


Más información de la película en la ficha de Sherlock Holmes Online

martes, 21 de febrero de 2017

La parodia de 'Sherlock' del 'Hillywood Show', en vivo en la Comic Con de Salt Lake

Si eres fan de 'Sherlock', es muy raro que no hayas visto la parodia musical que hicieron de la serie en el canal de Youtube 'The Hillywood Show'. Las dos hermanas protagonistas del vídeo original, Hilly y Hannah Hindi, han vuelto a repetirlo, esta vez en vivo, en la Comic Con de Salt Lake.


Si no habéis visto el original, aquí lo tenéis. Como podéis ver, rodado en los mismos decorados de la serie, incluso la piscina.


Y si aún no tenéis bastante, aquí tenéis las tomas falsas.


jueves, 2 de febrero de 2017

"El Misterio de Copper Beeches", el otro Sherlock Holmes de Georges Tréville que aún se conserva

Continuamos con nuestro serial en Youtube sobre Sherlock Holmes y el cine mudo. Hoy hablaremos de algunas películas realizadas en 1913 y 1914, especialmente de las dos versiones de 'Estudio en Escarlata' estrenadas el 28 y 29 de diciembre en Reino Unido y Estados Unidos respectivamente. La americana, además, con el mismísimo John Ford haciendo de Watson y su hermano Francis como Sherlock Holmes y dirigiendo. Además, le hemos añadido música y subtitulado los intertítulos a 'The Copper Beeches' de Georges Tréville para que la podáis disfrutar.


Suscríbete al canal

jueves, 26 de enero de 2017

Entrevista a Sergio Colomino, guionista de "Sherlock Holmes y el Legado de Moriarty"

Esta semana hemos tenido el honor de invitar a nuestro canal de Youtube a Sergio Colomino, un experto holmesiano que, junto a Jordi Palomé, es autor de los cómics 'Sherlock Holmes y la Conspiración de Barcelona' y 'Sherlock Holmes y el Legado de Moriarty'. Sergio como guionista y Jordi como dibujante acaban de estrenar hace unas semanas este nuevo cómic que no es sino una precuela del anterior y que nos presenta a Sherlock Holmes en Rusia junto a su admirada Irene Adler en los años en los que se le supone muerto tras su caída en las cataratas de Reichenbach. Pero no comentamos más, mejor que veáis la entrevista vosotros mismos.

Suscríbete al canal 

miércoles, 25 de enero de 2017

La cuarta temporada de 'Sherlock' podría tener versiones extendidas de los episodios en su edición en blu-ray

La cuarta temporada ya está disponible en blu-ray en inglés a través de Amazon.

Sin embargo, nos hemos llevado la sorpresa, a través de los comentarios de un tal John Fowler, comprador de la edición estadounidense, de que esta versión tiene versiones más largas de los episodios que las emitidas en televisión y en Netflix.

Episode 1 "The Six Thatchers" = 1 hour, 27 minutes, 44 seconds on PBS
Episode 1 "The Six Thatchers" = 1 hour, 31 minutes, 34 seconds on Blu-Ray

Episode 2 "The Lying Detective" = 1 hour, 28 minutes, 24 seconds on PBS
Episode 2 "The Lying Detective" = 1 hour, 32 minutes, 17 seconds on Blu-Ray

Episode 3 "The Final Problem" = 1 hour, 28 minutes, 20 seconds on PBS
Episode 3 "The Final Problem" = 1 hour, 32 minutes, 11 seconds on Blu-Ray

The Blu-Rays have the uncut BBC version.
My timings do not include the closing credits, which are different on PBS Masterpiece.
Plus the Blu-Rays/DVDs include ten featurettes totaling 1 hour, 49 minutes, 25 seconds

Las duraciones que él atribuye a PBS son aproximadas a las que tenemos en Netflix España, lo cual puede ser normal porque parece que los créditos fueron distintos.

Netflix España: 
  • The Six Tatchers -> 1h28m30s
  • The Lyng Detective -> 1h29m10s
  • The Final Problem -> 1h29m07s
Como vemos, las diferencias son de unos 3 minutos aproximadamente. Por tanto, de ser así lo que dice el usuario, queda confirmado que aún no hemos visto todos los episodios al completo.

Además de eso, según esta página, vendrían con estos extras:
  • "Behind 221b" -> Un documental de 20 minutos sobre el rodaje de cada episodio
  • "The Writer's Chat" -> Una mirada a la escritura de los guiones por parte de Mark Gatiss y Steven Moffat
  • "Los video-diarios de Mark Gatiss"
En cuanto a las versiones en español, aún no sabemos nada de ellas. Esperemos que no sean tan pobres como con las otras temporadas, donde los extras han brillado por su ausencia.

viernes, 20 de enero de 2017

"El Ritual de los Musgrave" según Georges Tréville

Después de "Sherlock Holmes Perplejo", seguimos analizando los orígenes cinematográficos de Sherlock Holmes. En este vídeo hablamos del estadounidense Gilbert M. "Bronco Billy" Anderson, del danés Viggo Larssen y del francés Georges Tréville. De este último veremos su versión de "El Ritual de los Musgrave", que hemos intertitulado en español y a la que le hemos añadido música para que podáis disftutarla.


Suscríbete al canal


Recordad que, aunque en mi canal personal hay multitud de vídeos de Sherlock Holmes, he creado un canal nuevo específico donde añadir los nuevos y donde se recopilan listas de reproducción con todos los anteriores. Podéis visitar el nuevo canal y suscribiros pulsando aquí.


lunes, 16 de enero de 2017

Repaso a 'El Problema Final' [con spoilers]

Cuando nos enteramos de que el último episodio de la cuarta temporada de 'Sherlock' se iba a llamar 'El problema final' no entendíamos bien cómo se le daba a un episodio el título de un relato original de Doyle que ya había sido adaptado al final de la segunda temporada bajo el título de 'La caída de Reichenbach'. Una vez vista la temporada completa, creo que empezamos a entender el verdadero significado del uso de este título. Desde el punto de vista puramente argumental, está claro que el problema final al que Sherlock y Watson debían enfrentarse era precisamente el de lidiar con Eurus, la hermana secreta de los Holmes, como última batalla en la guerra iniciada con Moriarty y que, realmente, no era sino una guerra contra la propia Eurus, pues ahora hemos descubierto que Moriarty no era sino una pieza más del juego. Pero, realmente, yo creo que detrás del título hay mucho más, pero dejaremos esa parte para el final del artículo. Antes, analizaremos un poco algunos de los momentos más interesantes del episodio, un episodio muy bien realizado, trepidante y muy por encima de la media de cualquier película o producto televisivo, pero también con algunas sombras que iremos comentando.

Un agujero tan grande como la credibilidad de saltar desde un segundo piso y salir indemne

Sin duda alguna, este capítulo, más que de los relatos de Sherlock Holmes de Doyle, bebe de muchos thrillers y películas de terror de nuestra época. Está claro que Eurus es una especie de Hannibal Lecter, pero aún mucho peor, y hay  un momento en que incluso se habla de "El Silencio de los Corderos". Pero también hay muchos momentos que recuerdan a otras películas como la saga de "Saw", "Cube" o muchísimas otras. La propia escena inicial, con Mycroft asustado por los que luego resultan ser Sherlock y John, parece sacada de cualquier película de terror contemporánea. Pero no termina aquí la cosa. En su día, al Sherlock Holmes de Guy Ritchie se le acusó de haber convertido a Sherlock Holmes en un James Bond victoriano; pero no el James Bond de las novelas de Ian Fleming que, en cierto modo, es heredero del Sherlock Holmes de Doyle; sino en el James Bond más exagerado del cine con las escenas de acción menos creíbles. En las últimas semanas estábamos volviendo a leer muchas quejas de que en 'Sherlock' también estaba pasando lo mismo. Quizá no con ese Bond exagerado de 'Muere otro día', pero sí con el más creíble de 'Casino Royale' o con el personaje de Jason Bourne. Pues bien, el capítulo, después de los créditos, nos lleva a uno de esos momentos. Gracias al susto, Mycroft ha reconocido la existencia de Eurus como hermana secreta. Sabemos también que Eurus disparó un calmante a Watson, no una bala mortal. Los tres están en Baker Street y, entonces, aparece ese dron con una granada especial que se activa con el más mínimo movimiento. Sí, es verdad, la reacción de los tres es la más acertada pero, ¿de verdad quieren hacernos creer que dos personas adultas pueden saltar por las ventanas de un segundo piso sin que eso tenga consecuencias? Que sí, que salvo muy mala suerte, no es una caída mortal, pero de ahí a que no tengan que pasarse siquiera unas semanas o meses, como mínimo, escayolados u hospitalizados... En fin, licencias cinematográficas de las que esta serie ha ido abusando cada vez más y que son responsables de que una buena parte de los fans del Sherlock Holmes original se hayan rasgado las vestiduras. Como cuando vimos a Sherlock y John completamente borrachos investigando un caso en la segunda temporada, o muchas más. Sherlock parodiándose a sí mismo, convirtiéndose en víctima al ser sus últimas aventuras poco más que fan-fictions, eso sí, de mucha calidad. Eso sí que es un problema.

Sherrinford=If más moderno

Y el juego sigue, y descubrimos que Sherrinford no es el hermano secreto de Sherlock Holmes, sino el lugar donde se esconde a la hermana secreta, Eurus. Una especie de Castillo de If, como en "El Conde de Montecristo", pero que ni siquiera aparece en los mapas (aunque realmente está rodado en Tenby, en Gales). Un lugar donde Eurus, con sus poderes hipnóticos tan fuera de serie que habría que ir al mundo de los superhéroes para encontrar algo parecido (como el Kilgrave de Jessica Jones), se ha adueñado de toda la instalación sin que nadie se haya percatado. Ella sale y entra cuando quiere, y tiene mentalmente controlados a todos los vigilantes de la isla. Y entonces descubrimos que, por motivos difíciles de comprender, Mycroft le ofreció a Moriarty como regalo de cumpleaños a Eurus, provocando con dicha estupidez el comienzo de todos los problemas. Cinco minutos de conversación no registrada entre ambos que provocó todos los problemas que vendrían después. Mycroft, el que  se supone que era el más listo de los dos hermanos, realizando un acto tan ilógico. ¿Me lo puede explicar alguien? Eso sí, la música de Queen queda genial.

Moriarty vs Eurus
A partir de ahí, atrapados en la trampa de Eurus, el capítulo se convierte en un thriller con tintes de terror muy efectivo. Eurus va poniendo a prueba a los personajes, obligándoles incluso a matarse entre ellos, haciéndoles pagar las consecuencias de no hacerlo. Y, poco a poco, Sherlock va recordando a su hermana, a lo ocurrido con Barbarroja (al fin nos enteramos de lo que era) y van saliendo sus traumas de la infancia. Y es que Eurus, mucho más inteligente incluso que sus dos hermanos, pero carente totalmente de empatía, asesinó al mejor amigo de Sherlock, un tal Víctor Trevor, que jugaba con Sherlock a ser 'Barbarroja'. Y Sherlock, como ocurre en muchos traumas infantiles, borró completamente de la memoria a su hermana y sustituyó el recuerdo de su amigo por el de un perro. Mientras, Mycroft, decidió encerrar a su hermana donde no pudiera escapar jamás y, además, le contó a sus padres que esta había muerto.

Eurus también es una virtuosa del violín
Uno de los momentos más tristes es precisamente cuando Eurus le exige a Holmes que sea como ella, que muestre una total falta de afecto por un ser tan querido para él como Molly, so pena de reventar su casa con ella dentro. Una Molly que no entiende bien lo que está pasando, pero a la que se le saltan las lágrimas al confesar su amor y al escuchar a Sherlock confesando lo mismo. Está claro que todos los personajes lo han pasado mal en esta temporada, pero creo que Molly es el único que siempre ha aparecido con la cara triste. Al menos los otros han podido desahogarse, y han tenido momentos de alivio y felicidad. Molly, sin embargo, ha tenido que cargar con lo de los demás y con lo suyo. En el primer capítulo la vimos muy triste cuidando del bebé y diciéndole a Sherlock lo que John le había dicho. En el segundo, la vimos triste y enfadada al ver el supuesto estado de salud de Sherlock. En este tercero, la hemos visto llorar al confesar su secreto y escuchar a Sherlock. Toda una ruleta emocional, como la temporada en sí, para la pobre Molly.

Pobre Molly
De ahí saltamos a Musgrave (sí, donde el 'Ritual de los Musgrave', otro caso de Doyle que se ve que no pretenden adaptar), que resulta ser una casa en el campo al estilo, otra vez, de la de James Bond en 'Skyfall'. Una casa familiar donde la familia Holmes pasaba sus veranos, y donde los tres hermanos hacían de las suyas. Allí Sherlock se enfrenta de verdad a su problema final, que no es precisamente el de un avión que vaya a estrellarse por culpa de Moriarty (muy buena la referencia canónica a su hermano, el 'jefe de estación'), sino el de su propia hermana. Con un Watson en el fondo de un pozo y con Mycroft fuera de juego, sólo Sherlock puede solucionar el problema final. Para ello tendrá que llegar a lo más profundo de su mente y destapar todos sus recuerdos tan escondidos. Y por supuesto que lo hace, porque Sherlock Holmes puede que no sea tan inteligente como su hermano Mycroft, y mucho menos su hermana Eurus, pero sí que es el más 'humano' de los tres. Sherlock Holmes no es el monstruo sociopático que a veces nos han hecho creer. Cualquiera que haya leído los libros lo sabe. Y precisamente es esa parte humana la que le va a hacer encontrar a su hermana y, con ello, rescatar otra vez a John. Porque él no es ese ser frío que es su  hermano, capaz de ocultar durante años el destino de su hermana incluso a sus propios padres. Porque él es Sherlock Holmes, el mejor detective del mundo, y también una persona con sentimientos.

Otra vez salvando a John
Como comentaba al principio, si bien el "problema final" bien parece ser el que Sherlock acaba de resolver al descubrir la existencia de su hermana, su conexión con Moriarty y lograr ponerla a buen recaudo, yo creo que el "problema", a otro nivel, era otro bien distinto. El problema que la serie arrastraba desde la tercera temporada era precisamente que la serie se había convertido en esclava de sí misma. Si nos damos cuenta, de los 13 episodios actuales, hay 6 donde Mary, un personaje que casi no sale en los libros, es muy protagonista. Si nos damos cuenta, fue justo tras el 'salto' en el hospital de Saint Barts donde la serie dejó de dar prioridad a los típicos "casos criminales" de los relatos de Doyle y empezó a girar sobre la mitología de los personajes, pero no sobre la mitología de los libros, sino sobre la creada para la propia serie. Esto llegó a su peor exponente con escenas como la de la borrachera, con resoluciones absurdas como que alguien se pueda provocar una herida mortal con un cinturón y no se dé cuenta (donde se demostró que a los guionistas les importaba un rábano elaborar una resolución detectivesca) o con un episodio especial supuestamente "victoriano" completamente desaprovechado para volver a darle vueltas a la propia mitología de la serie. Pero esta temporada, con su tono oscuro, había vuelto para cambiar las cosas. Y así ha sido. O así va a ser a partir de ahora. Porque ese mensaje final de Mary para John, esa voz en off, nos deja bien claro que el objetivo final, el problema final, era precisamente deshacer toda esta compleja madeja para devolvernos al verdadero Sherlock Holmes y al verdadero John Watson. Y, para dejarlo claro, esa referencia al Holmes de Basil Rathbone y Nigel Bruce, con los personajes corriendo por Rathbone Place.

Homenajeando a Basil Rathbone

Y es que, ni siquiera Gatiss y Moffat lo niegan, ni Jeremy Brett ni Peter Cushing ni ningún otro: la principal referencia para ellos siempre ha sido la saga de Basil Rathbone y Nigel Bruce. Una saga donde Holmes y Watson aparecían en la época contemporánea (como ocurre ahora con 'Sherlock'), donde se resolvía un caso (más o menos inspirado en los relatos de Doyle) y donde la continuidad no tenía mucha importancia. Y cuando decimos que no tenía importancia es que no la tenía, pues a Moriarty lo llegan a matar hasta tres veces y cuando vuelve a aparecer nadie explica nada de por qué ha vuelto. Simplemente, es una nueva historia y no importa mucho.

Moriarty (George Zucco) y Sherlock (Basil Rathbone)
Esos nuevos Holmes y Watson de la quinta temporada correrían nuevas aventuras, mucho más inspiradas en los personajes de los libros. Y como muestra bien clara, ese momento en que los vemos con los famosos "muñecos bailarines". Por cierto, ¿qué pondrá? Los muñecos no parecen corresponderse con el cifrado del relato.

Los muñecos bailarines
Con este final, que parece un nuevo principio (de hecho, estuvieron a punto de poner unos títulos finales que dijeran 'al principio' en la escena final), se resuelve finalmente el problema: los que han disfrutado con esta "mitología" seguirán disfrutando con las nuevas aventuras de los personajes y los que estaban frustrados al no reconocer a su Sherlock Holmes y a su John Watson de toda la vida pueden estar tranquilos de que los van a tener... ¿O no? Porque, eso sí, para ello tendría que haber quinta temporada, y este final, sin hilos abiertos, bien podría ser también un final definitivo. Esperemos que no. Que una serie, después de cuatro temporadas y un especial, después de seis años y medio, acabe de llegar a su 'inicio' no deja de ser tan extraño como original... Por favor, Gatiss, Moffat, Cumberbatch y Freeman, coordinad vuestras agendas de vez en cuando y devolvednos a estos personajes sin necesidad de obligaros con fechas estrictas ni temporadas. Ahora que habéis deshecho la madeja no hace falta que sean temporadas de tres episodios. Y, ¿por qué no? Quizá sea el momento de probar en el cine..,






jueves, 12 de enero de 2017

Cuenta atrás para el final de la cuarta temporada de 'Sherlock'

A pocos días para el final de temporada, siguen apareciendo nuevas imágenes, vídeos y declaraciones. Para empezar, aquí tenemos esta foto promocional de la BBC con la pared del despacho de Sherlock destruida.


Incluso tenemos versión en vídeo.


Gracias a BBC Entertainment Latinoamérica podemos ver subtitulado este vídeo sobre la amistad de John y Sherlock.



Y también gracias a las mismas fuentes, un vídeo con Toby Jones hablando de cómo ha sido interpretar a Culverton Smith.


Seguro que todos los fans de la serie sabéis que el 221B de Baker Street de la serie no está localizado realmente en Baker Streeet, sino en North Gower Street. Seguro que casi todos los que habéis estado en Londres desde que conocéis la serie, habéis visitado el lugar. Pues bien, ahora podéis visitarlo desde casa y entrar dentro gracias a Google Maps.


Algunos fans se han dado cuenta de que en el último episodio hubo algunas referencias al universo de 'Doctor Who'. En concreto, una carta de Torchwood y un libro de Lavinia Smith, tía de Sarah Jane, una de las compañeras del Doctor Who. Podéis verlo ambas cosas, junto a otros detalles, en este artículo.


Además, para los que se os de bien el inglés, os recomendamos este vídeo oficial con las reacciones de los fans al último episodio.


Y, por último, una noticia que no es nueva pero que aún no habíamos comentado. Benedict Cumberbatch ha resultado ser pariente de sir Arthur Conan Doyle en decimosexto grado. Ambos descienden de Juan de Gante, hijo del rey Eduardo III de Inglaterra, que vivió entre 1340 y 1399. Tampoco es una gran conexión si hay que retroceder casi ocho siglos atrás, pero algo es algo. Podéis leerlo aquí.

La primera película de Sherlock Holmes

Amigos sherlockianos/holmesianos, hemos creado un vídeo en nuestro nuevo canal de Youtube donde explicamos el origen de la primera película de Sherlock Holmes. Además, también podemos verla.

Se trata de 'Sherlock Holmes Baffled', un mini-corto de 30 segundos creado en 1900 para el aparato conocido como 'mutoscopio'. Pero mejor ved el vídeo, pues ahí lo explicamos todo.



Recordad que ya comentamos la película en su día en la web de Sherlock Holmes Online

martes, 10 de enero de 2017

Análisis de 'El detective mentiroso' [Con spoilers]

El segundo episodio de la cuarta temporada de 'Sherlock' ha sido, sin duda, uno de los mejores de toda la serie hasta ahora. Después de los cambios hacia un tono más oscuro que ya habíamos visto en el episodio anterior, este episodio sigue explotando esos caminos llevando a los personajes, como nos habían prometido, a situaciones extremas.


Como era de esperar por el título en inglés, el episodio está inspirado en el relato 'El Detective Moribundo' ('The Dying Detective), con el cual comparte muchísimas cosas aunque, como suele ser habitual, no deja de ser una adaptación libre a nuestros días. Esta vez vamos a hacer el análisis examinando uno a uno a los personajes.

Toby Jones como Culverton Smith
La primera de las cosas que comparten el relato corto de Doyle y el capítulo de la serie es el villano, el malvado Culverton Smith interpretado por un soberbio Toby Jones. Cada temporada va dándole a Sherlock un gran villano y este, quizá por la interpretación tan buena de Jones, puede que haya sido el mejor. Para mí, incluso superior a Moriarty, que no deja de ser una caricatura del auténtico Moriarty de los libros. El personaje de Culverton Smith en la serie está inspirado en Jimmy Saville, el famosísimo presentador de televisión de la BBC del que se acabó descubriendo que había abusado sexualmente de cientos de personas, niños incluidos, en un hospital; y, por supuesto, en el Culverton Smith del relato original de Conan Doyle. Los paralelismos entre ambos personajes y esta nueva versión de Culverton son más que evidentes. Culverton Smith es un famosísimo personaje mediático como Saville y, como su homónimo literario, disfruta tanto con el crimen y, concretamente, con la muerte de Sherlock, que no dudará en confesar su/s crimen/es al propio Sherlock al ver que su muerte es inminente. Además, parece ser el dueño o el auténtico "mandamás" de un hospital donde parece ser que disfruta enviando a gente a su "habitación favorita", que no es otra que la morgue. Recordemos que Saville cometía sus abusos en un hospital. Si en el relato original, Sherlock Holmes se las arregla para tener a Watson y al inspector Morton como testigos, aquí es el bastón de Watson el que, a través del grabador que Sherlock ha depositado en su bastón, graba la conversación. Por supuesto que dicha grabación no debería valer como prueba, pero dado el ego de Culverton Smith, Holmes sabe que, después de verse cazado, este no va a parar de hablar sobre cómo lo ha hecho y, por tanto, sí podrá ser encarcelado. Culverton Smith es quizá el villano más oscuro y más creíble que ha dado la serie. Magnussen era también oscuro pero, realmente, ¿quién se creía todo eso de las 'gafas' y esa conclusión con todos los datos en su cabeza? Fue un exceso de la serie que está claro que no podría suceder en el mundo real. Pero, sin embargo, el Culverton Smith de este episodio es un tipo de personaje que, por desgracia, existe, y lo hemos visto en carne y hueso en encarnaciones como la de Saville y, por desgracia, muchos más. Alguno de ellos, como H.H. Holmes, lo llega a nombrar el propio Culverton como su inspiración, siendo el tercer personaje que claramente ha inspirado a los guionistas.

Sherlock hecho una pena
Pero, sin duda alguna, el gran paralelismo entre relato y serie es la enfermedad de Sherlock. Una enfermedad que, en ambos casos, es fingida y que, en la serie, tiene un motivo adicional que no es sólo capturar a un asesino, sino que es salvar a Watson, de lo que hablaremos después. El capítulo comienza con un Sherlock aparentemente drogadicto, con Wiggins montándole todo un laboratorio de de drogas en la cocina. En ese estado, Sherlock recibe la visita de la hija de Culverton Smith que le cuenta la historia de cómo su padre ha debido cometer un crimen pero lo ha borrado de la cabeza de varias personas de confianza, ella incluida, después de habérselo confesado a todas ellas. Al igual que Toby Jones, Benedict Cumberbatch hace uno de sus mejores trabajos en la serie, estando perfectamente convincente en su falso camino de autodestrucción. Un Sherlock que vuelve otra vez a salirse en sus deducciones al ser capaz de anticiparse dos semanas antes del cambio de psicólogo de Watson, así como adivinar el lugar y la hora de su cita para mandar allí a la señora Hudson y a Molly. Un Sherlock que no tiene ningún miedo en enfrentarse al villano cara a cara e introducirse en su guarida-hospital, al más puro estilo de las antiguas películas de James Bond (otra vez recordando a 007). Pero, ¿quién no recuerda los típicos tonteos entre Bond y el villano, muchas veces con cena incluida?

 ¿Watson con problemas mentales?
Pero, no nos engañemos, Culverton y Sherlock no son sino la excusa para un capítulo donde el eje de todo es, desde el primer momento, Watson y su caída al infierno. El capítulo entero está repleto de detalles en los que se establecen paralelismos y contrastes entre Holmes y Watson. Mientras el que parece realmente enfermo es Holmes, el que lo está es Watson. Mientras el que está caminando al infierno parece ser Holmes, el que realmente lo hace es Watson (ahora entendemos ese pequeño clip post-créditos del capítulo anterior). Y todo eso ya lo sabía Mary que iba a pasar si ella moría. Por eso creó ese vídeo para que Sherlock supiera lo que hacer: sacarlo de su autodestrucción volviéndole a dar ánimos, volviendo a enfrentarlo a un malvado villano, haciéndole sentir útil. Sin embargo, y ahí es donde yo veo el problema, creo que los guionistas se han excedido bastante con este descenso a los infiernos. Desde el principio vemos que Watson está teniendo visiones de Mary. Y no es algo simbólico, una licencia artística de los guionistas que nos quiera indicar que, de algún modo, Watson hace las cosas como cree que Mary le indicaría. No, es un transtorno psiquiátrico bien claro, pues Watson está viendo claramente a Mary. La ve como puede ver a Sherlock o a cualquier otro. Es una alucinación de la que sólo puede librarse al final, cuando comprende que tiene que cambiar y esforzarse por ser el hombre que Mary sabía que podía ser. Es comprensible que una persona, ante la situación de Watson, pueda cegarse y enfadarse con su mejor amigo, y culparlo de la muerte de Mary aunque sepa que, realmente, no lo es. Es un modo de desahogo. Sin embargo, lo que no es normal, y ahí es donde digo que los guionistas se han pasado, es que alguien en esa situación apalee de una manera tan brutal y violenta a alguien que no deja de ser, a pesar de todo, su mejor amigo. Lo siento pero, para mí, es el punto negro del episodio y lo único que hace que no sea un episodio perfecto y redondo. ¿Puede justicarse esa paliza como parte de su trastorno mental? No soy psiquiatra, pero me imagino que muy difícilmente. Eso sí, como hemos dicho antes, otra vez Watson vuelve a ser espejo de lo que Sherlock aparenta sufrir, pues esa paliza viene inmediatamente después de que Sherlock intente, supuestamente, matar a Culverton con un bisturí. Esta situación de espejo opuesto llega a su máximo exponente al final, cuando vemos cómo Sherlock sigue recibiendo mensajes de su querida Irene y Watson los está recibiendo de su alucinación de Mary. Es uno de los momentos más ricos de la serie, esa conversación en la que Watson anima a Sherlock a no desaprovechar el amor verdadero, porque el amor se puede ir cuando menos lo esperas, y ya no vuelve. Es ese momento de humanidad en que Watson confiesa a la alucinación de Mary que no le ha sido fiel al 100%, que aunque la cosa no fue más allá de esos mensajes, a él se le pasaba por la cabeza ir a más. Es ese momento de humanidad y esta situación el que nos hace pensar también que siempre se ha dicho que el modelo de Doyle para Watson era él mismo, y que los guionistas parecen estar siguiendo también. Recordemos que Doyle se enamoró platónicamente de su segunda mujer estando aún viva la primera. Y, a pesar de eso, Doyle le fue fiel a la primera hasta el fin de sus días, cuidando de ella y llevándola incluso a Suiza con la esperanza de que pudiera mejorar de su tuberculosis.

Mary la mentirosa
Mary vuelve a ser otra vez protagonista del episodio, a pesar de estar muerta, al menos la "Mary" alucinatoria que sigue viviendo en la cabeza de Watson. Una Mary que no deja de ser un buen reflejo también de la real. Una Mary que ya no tendrá que mentir más, una Mary que siente haber disparado a Sherlock, una Mary que sigue viva en Watson a través de sus alucinaciones, diciéndole lo que tiene que hacer, pero que también sigue indicándole a Sherlock, a través del DVD, lo que tiene que hacer. Otro ejemplo más del reflejo. Y aquí es donde me pregunto si el título del capítulo se refiere a Sherlock o valdría también para Watson o, incluso, para Mary, aunque no fuera detective exactamente. Sherlock, el sano que finge ser enfermo. John, el enfermo que finge estar sano. Mary, cuyo pasado fue una mentira. Quizá el villano es el único que dice la verdad, aunque luego borre las memorias de aquellos que la escuchan. Por cierto, una Mary que, si bien no podrá resucitar jamas a las personas que mató, fueran más o menos justificables sus crímenes, sí que ha hecho lo posible por redimirse salvando primero a Sherlock (interponiéndose entre él y la bala) y luego a Watson. Una Mary que también perdona el error de su marido y que le da la motivación para vivir, para ser el John que anhela ser. Una Mary que finalmente se va, y entendemos que con ella también el trastorno de Watson, una vez que todos los que quiere están ya bien. Descanse en paz, Mary Watson.

La señora Hudson no es la casera que solemos imaginar

Pero antes de llegar a la gran sorpresa final, no quería dejar de comentar a dos personajes que vuelven a ser muy importantes para la serie. La señora Hudson, que protagoniza una espectacular persecución policial y que vuelve a hablar de su pasado, cuando estaba casada con un narcotraficante. Siempre hemos sabido tan poco de la señora Watson, no sólo en los libros, sino en películas y series, que no deja de agradecerse este intento por dotarla de un pasado. No he podido evitar recordar la otra versión 'aventurera' de la señora Hudson, aquella 'piloto' de acrobacias de la serie de animación japonesa.

La señora Hudson de la serie de Miyazaki

Y, por supuesto, Molly, que siempre va a estar ahí para Sherlock, viviendo la desgracia de estar enamorada de alguien que nunca le va a corresponder pero, al mismo tiempo, sabiendo que, por encima de todo, está el cariño y la amistad. Fue ella quien le dio la ayuda necesaria para escapar con vida de Moriarty porque, como dijo Holmes, ella era la más importante, aunque nadie se diera cuenta. Y no solo es importante para Sherlock, pues Molly es la madrina y quien está cuidando de Rosie, la hija de Watson. Sherlock, John y Molly son ahora una familia, aunque no existan vínculos de sangre ni de matrimonio entre ellos. Una familia a la que quizá se añada Lady Smallwood, claramente enamorada de Mycroft, alguien más frío aún para esas cosas que el propio Sherlock.

Molly, siempre dispuesta por Sherlock
Y, finalmente, vamos ya a comentar al nuevo personaje y a entrar en hipótesis deductivas, cual Sherlock. Resulta que la mujer que sedujo a Watson fue la misma que engañó a Sherlock haciéndose pasar por hija de Culverton Smith y es también... ¡la actual psicóloga de Watson! Y, lo más grave, ¡afirma ser la hermana secreta de Sherlock!!!! Tantos capítulos dándonos pistas sobre el tal Sherrinford (incluso en este otra vez), y ahora resulta ser una mujer... 

¿Hermanitos comiendo patatas fritas juntos?
Eurus, que significa "viento del este" (en referencia a la última conversación entre Holmes y Watson en el canon), afirma ser hermana de Sherlock y Mycroft. Y el capítulo termina con el cliffhanger de Eurus disparando contra Watson. Está claro que Watson saldrá de esta, pero yo no tengo nada claro la historia de esta tal Eurus. De hecho, ya lo comenté hace dos años en este mismo blog, y empiezo a ver que no iba muy desencaminado. Para quienes vean 'Sherlock' sólo en español y no sepan inglés no habrá manera de pillarlo, pero viéndolo en inglés la cosa está más clara. El "¿Me echas de menos?" es realmente en inglés "Miss Me?". "Me" significa "yo" o "mí", ¿y quién es el que lo dice? Moriarty. Por tanto, siempre he pensado que el mensaje final de Moriarty aludía a una mujer a una "Miss Moriarty". Ahora volvamos al tercer capítulo de la tercera temporada, "His Last Bow". Recordemos aquella cena navideña antes del enfrentamiento final con Magnussen. Recordemos como la madre de Sherlock y Mycroft resulta ser matemática y escritora de un libro sobre "Dinámica de la Combustión". Recordemos que el Moriarty literario escribió un libro sobre "Dinámica de los Asteroides". ¿Es Moriarty un hijo, al menos, de la madre de Sherlock? Pues quizá vayan por ahí los tiros. Y quizá esta mujer sea hermana de Moriarty y medio hermana de Sherlock, porque la madre de Sherlock no tiene pinta de ser una criminal. Y, por otro lado, quizá Sherrinford también sea un hermano de Sherlock, un hermano de padre y madre. ¿Quién sabe? Yo creo que los tiros van por ahí. Pero lo del "Miss Moriarty" estoy casi seguro. ¿Qué opináis?

Mientras esperamos a saberlo, os dejo con el tráiler subtitulado en español del próximo y final episodio de la temporada: "El Problema Final".



Holmes: "Va a soplar viento del este, Watson"
Watson: "No, no lo creo. Será otro día caliente"
Holmes: "Mi querido Watson, estamos a punto de que cambie una era, y soplará viento del este, no hay duda: un viento que nunca sopló antes en Inglaterra. Sera frío y duro, Watson. Muchos nos habremos ido antes de que empiece. Pero es el viento de Dios, no lo olvide. Y una tierra más verde, más fértil y mejor brillará al sol cuando pase la tormenta"

Extraído de 'His Last Vow' de Conan Doyle

jueves, 5 de enero de 2017

Reacciones del reparto sobre el final del primer episodio

Os dejamos este vídeo del canal oficial en Youtube de 'Sherlock', traducido por BBC Entertainment Latinoamérica, donde los actores hablan sobre el final del primer episodio de la cuarta temporada. Sobra decir que no recomendamos verlo si aún no habéis visto el episodio.

miércoles, 4 de enero de 2017

Nuevas declaraciones y la polémica con James Bond

Otra vez gracias a BBC Entertainment Latinoamérica tenemos subtitulado un nuevo vídeo del canal oficial de Youtube de Sherlock. En este caso, los actores nos hablan sobre cómo ha sido para ellos la cuarta temporada.



Mark Gatiss ha protagonizado un vídeo para la revista 'Rolling Stone'. Podéis leer el resumen en inglés o su versión en español con traducción automática. En cualquier caso, Entre otras cosas interesantes, se le plantea la posibilidad de un especial navideño en el futuro, en plan distópico, a lo que él responde que podrían enfocarlo mejor como si la serie estuviera en un universo distópico al estilo de 'The Man In The High Castle', y hacer un documental. También se habla de la posibilidad de que el villano de la temporada, Culverton Smith, pudiera ser el hermano de Sherlock y Mycroft; y también de que Mycroft pudiera ser asesinado, llevando también a Sherlock a una espiral descendente. Ante esta última pregunta Gatiss responde, con una larga pausa entre ambas frases: "Esta es mi pregunta favorita... Bien, esperen y vean". A continuación podéis ver el vídeo completo en inglés.



Mientras tanto, Screenrant nos revela más detalles que pasaron inadvertidos en el último capítulo. Podéis leerlo en su versión original en inglés o  en su traducción automática. Atentos a lo que dicen sobre la señora Norbury, el 'Vete al Infierno' o el nombre del restaurante en la nevera.

Alistair Duncan también ha hecho una pequeña reseña del capítulo en su blog, que también podéis leer en su versión original en inglés o en su traducción automática.

Un artículo muy interesante de The Guardian habla sobre cómo Sherlock Holmes parece estar transformándose lentamente en James Bond. Aquí en inglés y aquí en español con traducción automática.

¿Qué opinaís sobre este asunto de James Bond? ¿No pensáis que la versión de Mary Morstan, convertida en una mercenaria de comandos secretos al más puro estilo Bourne, ha ido mucho más allá de lo que se podría esperar en la conversión del personaje original de Doyle? ¿Pensáis que la escena de la piscina no es propia de Sherlock Holmes?



Os dejamos con el tráiler en inglés del próximo episodio.


lunes, 2 de enero de 2017

Análisis de 'The Six Tatchers'

Sherlock ha vuelto y con todas sus consecuencias. Atrás quedaron los capítulos auto-paródicos de la tercera temporada que casi parecían fan-fictions llevados a la televisión. El Sherlock de la primera temporada ha vuelto aunque, eso sí, mucho más oscuro que nunca. Antes de entrar en zona de 'spoilers' deciros, a los que sólo queráis saber si nos ha gustado o no el episodio, que sí, que nos ha gustado mucho. A partir de aquí no leáis más si no lo habéis visto aún, porque vamos a jugar a ser Molly y vamos a poner el episodio sobre una mesa de su morgue para diseccionarlo lo mejor que podamos.



El capítulo comienza con Sherlock junto a su hermano Mycroft en el Servicio Secreto Británico. Si aún teníamos dudas de que Mycroft es el equivalente al 'M' de James Bond, como Alan Moore lo presentó en su 'Liga de los Hombres Extraordinarios', aquí nos quedan ya totalmente disipadas. En esta escena inicial, Mycroft, junto a varios directivos de los servicios secretos, muestran a Sherlock un vídeo trucado para exculpar a este de la muerte de Charles August. Sherlock, que acaba de volver de la misión secreta que le encomendaron, muestra su habitual indiferencia escribiendo continuamente con el móvil. Nos preguntamos si alguna vez sabremos de esta misión secreta. Quizá no en la serie, pero ahora que está de moda lo del 'transmedia', quizá algún cómic, novela o algo nos cuente esta historia. En esta escena, aunque no nos lo podamos imaginar, se encuentra la gran culpable de todo lo que va a pasar en este episodio. Y, como en muchas ocasiones, es quien menos parece ser: una secretaria a la que le gustaría salir a tomarse un helado 'mivvie'. La escena termina con Sherlock insistiendo en que la amenaza de Moriarty no ha terminado con su muerte. Él está convencido de que dejó preparado un plan maestro y de que, como víctima, debe esperar a que llegue.


Pasamos a los créditos y de ahí a uno de los momentos más interesantes del episodio, Sherlock recitando una fábula sufí del siglo IX: "Cita en Samarra". En esta fábula, una mañana un mercader de Bagdad ve a la muerte hacerle un gesto, así que sale huyendo y hace miles de kilómetros para llegar a Samarra. Cuando llega allí, por la noche, se encuentra otra vez con la muerte que viene a por él. Cuando le pregunta por qué le hizo el gesto por la mañana en Bagdad, esta le dice que porque se extrañó mucho de verlo por la mañana en Bagdad cuando sabía que tenía que venir por él a la noche en Samarra". Difícilmente podría haberse escogido una mejor fábula para ilustrar lo que estaba por pasar. Desde que Mary apareció en la serie todos sabíamos que lo lógico era que, como ocurre en el canon (aunque no se menciona explícitamente), esta falleciera. Además, en la tercera temporada nos dejaron bien claro que su pasado le iba a traer consecuencias. Todo apuntaba a que lo peor iba a suceder, aunque muchos pensábamos que la serie podía distanciarse del canon y salvar a Mary. Pero no ha sido así. Mary acudirá al final del episodio a su muerte en Samarra, a pesar de que Sherlock le hubiera hecho su 'última promesa'. Aquí volvemos al título del episodio anterior y al título del relato canónico 'His Last Bow', que tiene muchas traducciones posibles, Puede ser un saludo en el escenario, pero también un voto en el sentido de promesa. Para Sherlock, la historia del mercader era una historia que odiaba de pequeño, nos cuenta Mycroft. "Lo que llamamos premonición es sólo un movimiento de la tela", afirma más tarde Sherlock. Aquí podéis leer un interesante artículo sobre el relato de Samarra y de la predestinación de la muerte en la literatura.


De ahí saltamos al típico inicio de una aventura de Sherlock Holmes o, más bien, de 'Sherlock'. Otra de esas escenas que ya hemos visto antes donde un sinfín de casos llegan a su puerta y donde las referencias al canon abundan pero, a veces, son difíciles de capturar dada la tremenda velocidad a la que aparecen los textos en la pantalla y, por supuesto, a la que Sherlock habla. Entre los casos que aparecen tenemos una posible referencia a 'El dedo pulgar del ingeniero', por ejemplo. Y hay otros casos como 'El hombre duplicado', un caso que parece de gemelos y que puede haber sido elegido con toda la idea. Sherlock dice que 'nunca son gemelos'. Recordemos que, en el canon, Moriarty tiene un hermano con el mismo nombre que él: James. Esto ha dado lugar a muchas teorías, entre ellas la del hermano gemelo. En 'Sherlock' no se suele dar puntada sin hilo, así que ya veremos... En cualquier caso, la escena se interrumpe con el inminente parto de Mary. Y del parto pasamos al bautizo, con la señora Hudson y Molly como madrinas y Sherlock como padrino. Un padrino que no suelta el móvil durante la ceremonia y que hasta escribe mensajes con las manos por detrás de la espalda. Por supuesto, Sherlock es muy hábil, pero no tanto. Así que Siri se queja de que no entiende lo que está escribiendo. Hasta aquí tenemos de vuelta al Sherlock de buen rollo de toda la vida. Y todavía tenemos que ir a más. No tiene desperdicio la escena con la bebé, Rosamund, en la que le explica que no es lógico tirar el muñeco si lo que quieres es jugar con él.


Y, de repente, de la alegría pasamos a cosas que se tornarán tristes, como el episodio y la serie. Lo que bien podría haber quedado como una anécdota graciosa, con una mujer sonriendo a Watson por llevar una flor en el pelo sin darse cuenta, va mucho más allá y se termina transformando a lo largo del episodio en una situación de infidelidad. En los últimos momentos, antes de ir al acuario, Watson le dice a Mary que quiere hablar de algo con ella. Sabemos que él, a pesar de todo, guarda el número en su agenda. Y sabemos que, aunque le dice que no puede estar con ella, lo cierto es que tarda mucho en hacerlo. Y, justo cuando lo hace, se la encuentra. ¿Pudo pasar algo más grave? No lo sabemos, al menos de momento. Sabemos que en el canon parece que Watson se casó más veces. ¿Podrá ser esta su segunda mujer? ¿O quedará solo como la mujer que estropeó todo lo bonito que había en su amor por Mary y nunca más volveremos a saber de ella? Un detalle sobre ese momento. Ojo a la parada de autobús. Como comentaban en Sherlockian Daily, en el cartel publicitario tenemos al que será el villano de la temporada.


De ahí pasamos al caso por el que descubriremos a la primera escultura de Margaret Thatcher. Un caso cuya resolución no tiene mucho que ver con lo que luego será el asunto de 'Las Seis Thatchers'. Sherlock parece ser alguien que no parece saber quien fue Margaret Tatcher, ni qué es el primer ministro. Aunque parezca que pueda estar haciéndose el ignorante, lo cierto es que en el canon se nos especifica bien claro que a él no le interesa ni sabe de política, así que quizá sí que sea ignorancia real, por difícil que parezca. Queda claro que alguien está buscando un objeto dentro de una de las figuras, al igual que en el relato original de Doyle, 'Los Seis Napoleones'. Descubrimos a un nuevo colega informático de Sherlock, que a buen seguro repetirá en futuros casos, que es capaz de trazar la venta de las seis figuras de coleccionista de Thatcher y nos quedamos con una frase 'Tatcher ahora es lo que antes vendría a ser Napoleón'. El sentido del humor de estos guionistas no tiene precio.


"La Perla de los Borgia" se convierte en un caso paralelo en el que Scotland Yard tiene mucho interés, pero a Sherlock le preocupa poco ya que, para él, no deja de ser sólo una perla. Una nueva agente parece entrar en competencia con Lestrade por los servicios de Sherlock. Y Sherlock no recuerda el nombre de Lestrade. Primero lo llama Giles y luego le pide ayuda susurrando a Watson. Finalmente sabemos que se llama Greg, algo que en el canon tampoco sabemos, pues lo único que se dice es que su nombre empieza por G.


Y de ahí a otro guiño al canon. Conocemos al perro Toby, al que Sherlock usó en el relato "El Signo de los Cuatro". En un paseo familiar con bebé incluído, sacan a pasear a Toby en busca de pistas.


Sherlock es capaz de anticiparse al delincuente que está buscando las figuras y esto le lleva a una pelea, al más puro estilo Bond o Bourne, en una piscina. Entonces descubrimos que todo tiene que ver con Mary. Que lo que buscaba el delincuente era una memoria USB idéntica a la que Mary le dio a Watson con todo su pasado y que el delincuente quiere venganza sobre Mary por conisderarla una traidora. Las memorias estaban marcadas con las iniciales "A.G.R.A.". Inicialmente era otra referencia homenaje a al famoso tesoro de Agra de 'El Signo de los Cuatro', pero ahora también nos sirve para conocer el verdadero nombre de Mary: Rosamund Mary, pues son las iniciales de los cuatro miembros del grupo. De ahí el nombre del bebé. Alertada por Sherlock, Mary decide escapar. Recorre toda Europa, parte de Oriente Medio y África hasta llegar a un riad de Marrakech. Siempre decidiendo los destinos de forma aleatoria para hacer imposible el seguimiento por parte de Sherlock. Pero, por mucho que hace por no dejar pista, al llegar al riad se encuentra a Sherlock y a John esperándola. La memoria USB llevaba un tracker puesto por Sherlock para poder seguir sus movimientos. Toda una genialidad de Sherlock como también una estupidez el no darse cuenta de que, detrás de él, podía venir el asesino, como así ocurre.


Muerto el asesino parecería que todo se habría acabado, pero no es así. Mary pertenecía a un comando de mercenarios que fueron traicionados por una persona que no era ella. Al más puro estilo de serie procedimental, Sherlock acusa primero a una de las directivas de los servicios secretos para luego darse cuenta de que, realmente, era la secretaria aficionada a los helados. "Te sorprendería lo que saben las recepcionistas, lo saben todo", le había dicho Mary. Y aquí es cuando viene lo realmente importante. Justo cuando Mary le dice a John que es tan perfecto, este quiere contarle algo, supuestamente su infidelidad, que no sabemos hasta donde ha llegado. Entonces ambos reciben un mensaje de Sherlock, distinto para cada uno. Para Mary: "Se levanta el telón. El último acto. No se ha acabado". Para John: "Acuario de Londres. Ven inmediatamente". Ambos salen corriendo dejando al bebé con Molly. Sherlock ha quedado con Vivian,la secretaria, la verdadera traidora detrás de todo. Vivian vuelve a mencionar la fábula de Samarra. Acorralada, esta dispara sobre Sherlock. Mary, al más puro estilo de Kevin Costner en 'El Guardaespaldas' salta para interceptar la bala con su propio cuerpo. Aunque, realmente, más que Kevin Costner parece Flash, porque se ve a cámara lenta cómo la bala ya ha salido antes de que ella salte. En fin, licencias artísticas a un lado, lo cierto es que Mary fallece para salvar a Sherlock, rompiéndose así la promesa de Sherlock de proteger a toda la familia y con el consecuente y comprensible estallido de ira, rabia y dolor de Watson. Ya nunca más veremos esta foto.


Después de esto vemos por primera vez a Sherlock acudiendo a un psicólogo. En este caso, se trata de la misma psicóloga que atiende a Watson y que, en su día, le recomendó escribir el blog. A continuación, otra grandísima sorpresa: Mycroft llama a un tal 'Sherrinford'. Recordemos que Sherrinford era el nombre original que tenía Sherlock en el primer borrador de 'Estudio en Escarlata' de Conan Doyle. Pero también hay que tener en cuenta que Sherrinford es un hermano mayor de Sherlock Holmes en el universo ampliado de Baring Gould que, para muchos, es casi un segundo canon, pues rellena estupendamente los agujeros y huecos entre todos los relatos. Y todo apunta a que van por ahí los tiros, pues recordemos que Mycroft habló también de otro hermano al final de la tercera temporada, justo después de la muerte de Charles August. Es una pena que el libro de Baring Gould no esté disponible en español, pero es muy fácil de conseguir en inglés y casi se podría considerar lectura obligatoria para todo los que hayan leído el canon oficial.


La señora Hudson y Sherlock hablan sobre que nada será igual y entonces aparece un CD o DVD dentro de un sobre que pone 'Miss Me?'. Pensando que podía ser de Moriarty, Sherlock no duda en ponerlo inmediatamente. Resulta ser un vídeo de Mary destinado a Sherlock en caso de su muerte. Lo de 'Miss Me' lo ha puesto para asegurarse de que lo pone (al principio del capítulo, Sherlock ha reconocido no leer ningún mensaje que empiece por 'hi' [saludo en inglés]). En el vídeo Mary le insiste en que salve a John. Un John al que antes hemos visto desesperado y que ahora tendrá que afrontar la paternidad sin su esposa. Obviamente, cualquier persona que pase por la situación de John puede sufrir mucho y estar en una situación en la que necesite ser 'salvada', pero... ¿no será otra cosa a la que se refiere Mary?


Y si triste es la muerte de Mary, tristes son también las consecuencias. Con un John completamente roto, Sherlock acude a casa de Molly, visiblemente afectada, a interesarse por el bebé y esta le deja una nota de John, que no lee en ese momento, y Molly le dice que John prefiere que a cualquier persona cuidando de su bebé antes que a Sherlock.

Finalmente, vemos a Sherlock volviendo a reflexionar sobre la historia de Samarra y lo ineludible del destino: "¿Cuando se vuelve infranqueable la senda que recorremos? ¿Cuándo se torna el camino en río, avocado a un único destino? La muerte nos aguarda a todos en Samarra. ¿Pero y si nos negamos a ir?". Además, un fragmento post-créditos nos revela un fragmento del vídeo que no habíamos visto: Mary diciéndole a Sherlock: "Vete al infierno".

Lo cierto es que para los que hayáis estado siguiendo este y otros blogs, este capítulo no debe haberos sorprendido nada. Como se dijo, el capítulo empezaría con buen humor y luego iría tornándose más oscuro. Como se dijo, los personajes iban a ser llevados a situaciones extremas. Y, sinceramente, todos esperábamos la muerte de Mary aunque no nos habian dicho en qué episodio de los tres ocurriría. Pero la propia Amanda Abbington dejó bastante claro que iba a ser en el primer episodio con aquel tweet que creo que no debió  mandar.

A partir de ahora entramos en un nuevo ciclo dentro de la serie. Watson va a culpar siempre a Sherlock de la muerte de Mary. ¿De verdad era necesario reunirlos a todos delante de la traidora? ¿No le bastaría con haber llamado a la policía? Sin embargo, lo cierto es que él no le dijo a Mary que fuera al acuario. El mensaje del acuario era sólo para John. Pero, obviamente, lo más probable es que Sherlock supiera que estaban juntos en ese momento. Por otro lado, la muerte de Mary ya se anticipaba para que la serie se correspondiera con el canon. Pero seguimos teniendo otra 'aberración', si cabe aún mayor: Rosamund. Si bien es cierto que Mary sí aparece en el canon y se casa con John, también es cierto que en todo el canon no hay ni lo más mínimo que haga sospechar que Watson pudo tener algún hijo o hija. Así que... puede que aún haya que lamentar más muertes. Por otro lado, no vemos a Watson cuidando de una niña en las próximas temporadas. No es la imagen de Watson en la que uno piensa. Los creadores han dicho que no todo tiene que ser igual que en el canon pero, desde luego, con Mary sí han cumplido lo que se esperaba.

A partir de ahora va a ser muy interesante ver qué ocurre con los personajes, ahora que están en una situación tan desgraciada. Ni el propio Sherlock se habría imaginado en la consulta de un psicólogo, pero ahí está. Watson es muy probable que empiece un camino de autodestrucción del que sólo Sherlock podría sacarlo, y Mary lo sabía, pero difícil lo va a tener dado el enfado que tiene con él. Incluso Molly va a quedar afectada, ya que parece que sobre ella va a caer buena parte de la responsabilidad de cuidar del bebé.

Aunque no nos lo contaron, sabemos que Watson rehizo su vida y que, según algunos, pudo tener hasta tres esposas. También nos han dejado claro que lo que es capacidad de atraer a las mujeres no le falta. Y quizá incluso esa mujer del autobús sea algo más en el futuro. También es verdad que ha sido muy desilusionante ver a Watson picar tan fácilmente con esa mujer. No esperábamos eso, pero hay que reconocer que ha sido una manera de darle más humanidad al personaje, aunque haya sido a costa de atribuirle cosas negativas.

Es interesante también tener en cuenta que la Mary que nos ha mostrado la serie tiene poco que ver con la del canon. Una mercenaria de comandos no es precisamente lo que uno se podía esperar de una Mary del siglo XXI, por mucho que los tiempos hayan cambiado. De todos modos, ha estado muy bien que la serie haya ido 'rellenando' esos agujeros que Doyle nunca nos contó, y hayamos podido incluso disfrutar de una boda que, evidentemente, tuvo que tener lugar también en el canon, aunque nunca nos la contaran.

Después de una tercera temporada algo decepcionante, donde se abusó de la auto-parodia, estamos ahora ante la que puede ser la temporada más profunda de 'Sherlock', al menos desde el punto de vista dramático. El tono filosófico añadido gracias a la fábula de Samarra le ha dado un toque bastante interesante. Y esas secuencias de acción bastante convincentes tampoco le ha venido nada mal. A ver qué nos deparan los próximos episodios... ¿Qué opináis?